Menta canela

Menta Canela es un viaje a las raíces, nace inspirada por todo aquello que les une a la tierra. En un mundo donde el exceso de conexiones les ha alejado más que nunca de todo lo realmente importante. Menta Canela invita a conectar con la verdadera naturaleza de vivir.

Todas las marcas que encontrarás en Groau son honestas y generan impactos positivos, tanto en nuestro planeta como en las personas. Comprar en Groau es comprar con honestidad. Be Honest, Buy Honest ¡Groau!

Sandalia Victoria

Menta Canela

€78,00

Zapato Manuela

Menta Canela

€98,00

Zapato Clemente

Menta Canela

€89,00

Bolso Tortilla

Menta Canela

€70,00

Bolso Torrija

Menta Canela

€49,00

Zapato Paco

Menta Canela

€98,00

Bolso Salmorejo

Menta Canela

€69,00

Sandalia Penélope

Menta Canela

€89,00

Zapatilla Toya

Menta Canela

€84,00

Zapato Carmen

Menta Canela

€85,00

Sale
Sandalia Mateo

Menta Canela

€96,00 €70,00

Zapato Nono

Menta Canela

€103,00

Sandalia Olvido

Menta Canela

€92,00

Zapato Macarena

Menta Canela

€92,00

Zapato Manuel

Menta Canela

€98,00

Zapato Estrella

Menta Canela

€96,00

Zapato Lola

Menta Canela

€96,00

Bolso Gazpacho

Menta Canela

€56,00

Zapato Jeronimo

Menta Canela

€89,00

Zapato Don Juan

Menta Canela

€95,00

Zapato Benito

Menta Canela

€89,00

Zapato Bosco

Menta Canela

€98,00

Zapato Catalina

Menta Canela

€96,00

Zapato Angela

Menta Canela

€98,00

Menta Canela es un viaje a las raíces, nace inspirada por todo aquello que le une a la tierra. En un mundo donde el exceso de conexiones les ha alejado más que nunca de todo lo realmente importante. Menta Canela invita a conectar con la verdadera naturaleza de vivir.

Su historia empieza en África, más concretamente en Madagascar. Allí nacen y crecen las palmeras de rafia. A partir de esas palmeras se recoge toda la rafia que utilizan en sus productos.

Una vez recogida, se hace una cuidadosa selección de las hojas limpias para poder utilizarlas al natural. En su búsqueda incesante de la excelencia artesanal está Marruecos, que se ha convertido en un centro moderno para la fabricación de rafia. Por ello, cuando la rafia está seleccionada, se envía a sus artesanos en Marruecos, que se encargan de hacer las magníficas obras de arte que tenemos en nuestra colección.

Zapatos Menta canela

Sus artesanos tienen los patrones que diseñamos desde Barcelona, inspirados en modelos clásicos atemporales. Para poder hacer el diseño realidad, hay que dibujarlo en la horma, donde más tarde se hará el trenzado de la rafia siguiendo el patrón escogido. Se hacen varios tests hasta que finalmente llegan a un prototipo. A partir de aquí salen sus queridos zapatos.

Trabajar la rafia es un proceso muy laborioso, ya que es un material muy resistente y durable. Para llevar a cabo, se entrecruzan fibras hasta llegar a la forma deseada.

Una vez tienen la forma del calzado completada se le añade la suela. En este caso utilizan suelas veganas de tunit. Es un material muy duradero que imita a la elegancia que tiene la piel, pero sin utilizar ningún componente animal. Por ello todo su calzado es apto para veganos.

Después de este gran proceso, todo su calzado pasa por un riguroso control de calidad. Y finalmente ya están listos para enviar de si casa a la vuestra.

Como se puede comprobar, no utilizan ningún proceso mecánico ni dañino con el medioambiente. El proceso requiere un trabajo largo y laborioso, todo hecho completamente a mano en el que sus artesanos invierten muchas horas. También creen en ellos, ya que sin ellos su trabajo no tendría sentido. Gracias a este trabajo ellos reciben un sueldo digno por la labor que realizan. Creen que la artesanía y la excelencia van de la mano.

Zapatos veganos

La paleta de colores que utilizan gira en torno a los colores, que pueden encontrar en la naturaleza: colores terrosos y desérticos con pinceladas de campo. Veganos, sostenibles y atemporales. Así son sus zapatos.

Su inspiración viene de sus raíces mediterráneo - andaluzas, transmitida por los valores de familias que se han dedicado a trabajar en el campo y les han inculcado valores tan importantes como es vivir el presente y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Diseñados en Barcelona y producidos en Marruecos.