Cuidado corporal

Nuestro cuerpo se ha de cuidar por dentro y por fuera, así que empieza a cuidar tu piel para mantenerla sana y cuidada durante todo el año.

Todas las marcas que encontrarás en Groau son honestas y generan impactos positivos, tanto en nuestro planeta como en las personas. Comprar en Groau es comprar con honestidad. Be Honest, Buy Honest ¡Groau!

Sale
Mist Ocean Ritual

Dersia

€34,85 €29,95

Muchas personas tienen la rutina facial muy bien aprendida y la hacen todos los días y todas las semanas, pero muchas de ellas, se olvidan que nuestro cuerpo también necesita sus cuidados y sus mimos. El cuidado de la piel también es una necesidad para nuestro cuerpo, él también sufre, el calor, el frío, el agua, los jabones muchas veces deshidratan nuestra piel y la enrojecen.

Es muy importante cuidarla y mantenerla hidratada, tanto por dentro, bebiendo mucha agua todos los días, como por fuera a través de una rutina corporal.

Jabones para el cuerpo

Lo primero es la limpieza de impureza, de células muertas y todos aquellos agentes que se encuentran en nuestra piel y que ya no se necesita. No importa con qué parte de tu cuerpo estés lidiando, la mejor manera de empezar es limpiarlo completamente.

Un limpiado o un jabón corporal es el artículo que todo el mundo necesita para mantenerse aseado. Tan importante es la limpieza como saber escoger correctamente qué producto utilizaremos para estar aseados correctamente. No se vale escoger el más barato o el que huele mejor o el que lleve más cantidad de producto en el envase, sino que hemos de escoger unos que esté acorde con nuestro tipo de piel. Es decir, hemos de leer y fijarnos bien en la lista de los ingredientes.

Hay muchos tipos de jabón para el cuerpo: los hay hidratantes, exfoliantes y antiacné, para pieles secas, líquidos, en barra, etc. La elección dependerá de tu tipo de piel.

¿Qué jabones escoger?

Existen diferentes tipos de piel y no todos los jabones son buenos para todas las pieles. Lo primero que hemos de hacer es saber qué tipo de piel tiene cada miembro de la familia y escoger el jabón que mejor vaya con cada piel.

Si tu piel es seca y está deshidratada, busca ingredientes hidratantes como aceites, y evita el alcohol que es un ingrediente que reseca mucho más la piel. Opta por un jabón exfoliante, que incluye elementos exfoliantes para eliminar las células muertas. Si tu piel es grasa y tiende al acné corporal, elige un limpiador con ácido salicílico que previene los brotes y es lo suficientemente suave como para no irritar la piel sensible.

Es muy importante el aclarado. Se debe realizar con agua tibia en lugar de agua muy caliente. Un tip muy bueno y que ayuda a quienes no gusta tanto el agua fría, es empezar con agua caliente e ir tirando hacia el agua fría mientras te estas aclarando. Así también te ayudará a despertarte y a activar tu cuerpo, llenándolo de más energía.